Publicidad

.

viernes, 22 de mayo de 2015

¿Por qué nos quejamos tanto en Twitter?

En los últimos meses, Twitter ha implementado distintas herramientas para disuadir y denunciar comportamientos destructivos.MADRID. La queja, inherente al ser humano, ha encontrado en la inmediatez y la sencillez de uso de las redes sociales un nuevo hogar que ofrece al internauta un megáfono para el desahogo y el refuerzo de su ego.

Las redes sociales, en especial Twitter, se han convertido en un canal donde volcar insatisfacciones y frustraciones: titulares como "arde Twitter" o "se incendian las redes sociales" han empezado a ser frecuentes -más de lo deseado- en los medios de comunicación.

Pero, ¿nos quejamos más que antes con las redes sociales? ¿La frialdad del medio impulsa la protesta y la crítica? ¿Por qué usa el ser humano internet como un micrófono incluso para propagar mensajes destructivos? ¿Invita la inmediatez a la ligereza en la expresión del pensamiento?

Efe ha conversado con el filósofo Jesús Mosterín, con los psicólogos Javier Jiménez y Fabrizio Ferri y con Twitter para tratar de comprender el fenómeno de la queja en los nuevos medios sociales.

Mosterín destaca que estos son tiempos de "mucha democracia y poca tecnocracia", que en las redes sociales cualquier ciudadano puede expresarse en igualdad de condiciones que el mayor experto en una materia.

Explica que quejarse en ellas "no sirve para conocer la realidad, pero sí para expresarnos nosotros mismos, para sacar lo que tenemos dentro y sentir que no estamos cohibidos".

El psicólogo Javier Jiménez, experto en medición psicológica que ha trabajado para la universidad de Cambridge, indica que la principal función de esa queja es el reconocimiento social y una petición velada de apoyo.

"La queja, entendida como manifestación de insatisfacción, siempre ha existido. (...) Pero ahora lo que hay es una barrera mucho más baja para que esa queja llegue a los demás. La tecnología lo pone muy, muy fácil", sostiene el psicólogo experimental Fabrizio Ferri, experto en nuevas tecnologías.

Ferri subraya que quejarse en las redes es una conducta nada costosa con la que se recibe un refuerzo.

El experto lo compara, salvando las distancias, al mecanismo de la máquina tragaperras: "supone una recompensa tremenda a una conducta que ha costado muy poco, entonces se convierte en algo casi adictivo. Supone un regalo de atención a veces inesperado que recompensa muchísimas veces el pequeño esfuerzo que hemos hecho".

Muchas veces, la crítica fácil, la descalificación y la queja están movidas por lo que Mosterín llama un "concurso de popularidad".

"Hay personas que, llegado determinado número de seguidores, sienten su ego alimentado y se sienten validados para hacer una queja incluso agresiva sin reparos", relata Ferri.

Mosterín coincide con Ferri en que el ser humano siempre ha sido quejica, solo que antes lo hacía en "voz bajita" para evitar que se le "cortara la cabeza".

"Los niños pequeños, antes de ser influidos por la cultura en que viven, lo primero que hacen es quejarse. (...) No creo que la gente se queje más ahora, en el sentido de que tenga más motivo de queja, sino que las quejas que se producen ahora se ven y se oyen", reflexiona.

Los expertos resaltan que las redes sociales -y otras herramientas como el "email"- son frías: es difícil sentir empatía hacia textos o imágenes.

La falta de contexto, según Ferri, dificulta empatizar y hace que la comunicación pueda ser mucho más agresiva e hiriente.

Ahora bien, Jiménez matiza que tampoco hay que idealizar a la sociedad, donde existen racismo, acoso y machismo: "Tendemos a creer que las personas son mejores de lo que son", recalca.

La red social con más usuarios del mundo es Facebook, pero es más habitual recurrir a Twitter para quejarse. ¿Y por qué?

Jiménez cree que su naturaleza abierta es clave: los mensajes son accesibles para cualquiera, mientras que en Facebook los usuarios suelen tener cuentas privadas.

Ferri destaca su inmediatez, su concisión (los mensajes se limitan a 140 caracteres) y su sencillez de uso.

Además, no se pueden controlar ni ocultar los tuits. Y la visibilidad es más sencilla: "Si viertes un pensamiento en Twitter, este pasa a formar parte de un flujo de pensamiento único sobre ese tema en concreto al que cualquiera puede acceder".

Fuentes de Twitter afirman a Efe que, "en general", la experiencia en la red es "amable".

En los últimos meses, Twitter ha implementado distintas herramientas para disuadir y denunciar comportamientos destructivos.

Mosterín critica que en las redes se reciban invitaciones a decir que algo gusta o disgusta, que sí o que no sin análisis previo.

"Si yo me pregunto qué contribución hacen Twitter y Facebook al conocimiento humano o a la resolución de los problemas de todo tipo que tiene el mundo de hoy, a mí me parece que la contribución es casi nula".

viernes, 15 de mayo de 2015

Juez niega libertad a 15 de 18 seguidores de Guido Gómez Mazara

El juez Alejandro VargasSANTO DOMINGO. El juez de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, rechazó este viernes disponer la libertad mediante un hábeas corpus, de 15 de un total de 18 seguidores del dirigente perredeísta Guido Gómez Mazara, arrestados ayer durante un incidente ocurrido en la sala de audiencia del Tribunal Superior Electoral. 

En cambio, el magistrado Vargas dispuso la inmediata libertad de Susana Mazara, Nicolás Solano y Manuel Antonio Fructuoso. Mientras ratificó la legalidad del arresto en contra de Abel Elías Matos Rodríguez, Ramona Berroa, Fernando Acosta, Ramón Sánchez, Luciano Mendoza, Elías Hasbún, José Castillo, Edwin Félix, Samuel Blanch, Juan Pablo Uribe, Juan Alberto Michel, Francisco Ferreras, José Luís Lara y Félix Luna. 

El grupo, que permanece detenido en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, interpuso un recurso de hábeas corpus por considerar que su detención es arbitraria e ilegal. 

En tanto, Gómez Mazara consideró que sus seguidores están detenidos de forma ilegal en una sociedad donde considera que el que se roba el país nunca va preso.

domingo, 3 de mayo de 2015

Pacquiao justifica su derrota sufrida ante Mayweather Jr.

El entrenador Freddie Roach, a la izquierda, escucha la respuesta de Manny Pacquiao a un reportero durante la conferencia de prensa posterior a su combate del sábado 2 de mayo de 2015 en Las Vegas. (ap)LAS VEGAS, Nevada, EE.UU. (AP) - Manny Pacquiao dijo que una lesión en el hombro evitó que peleara a su mejor nivel el sábado, durante la derrota ante Floyd Mayweather Jr.

Autoridades de Nevada rechazaron la solicitud de Pacquiao para recibir una inyección anti inflamatoria antes del combate. El presidente de la Comisión Atlética de Nevada culpó a Pacquiao de la decisión al no notificar la lesión con anterioridad.

"Es parte del deporte", comentó el filipino. "No quiero poner excusas ni quejarme... pero es difícil pelear con una mano".

El entrenador de Pacquiao, Freddie Roach y el promotor Bob Arum no dieron muchos detalles de la lesión, pero confirmaron que hace unas semanas contemplaron la posibilidad de posponer la pelea.

"Creo que peleó de forma valiente considerando las circunstancias, y estoy muy orgulloso de lo que logró esta noche", dijo Arum.

Pacquiao se lastimó hacia finales de marzo y, de acuerdo a Arum, la lesión fue "la misma que tuvo Kobe Bryant".

Bryant se desgarró el manguito rotatorio en enero, poniendo fin a su temporada con los Lakers de Los Ángeles. Arum no esclareció si hablaba de esa misma lesión, pero el boxeador filipino consultó al mismo médico que atendió a Bryant.

El promotor dijo que la esquina de Pacquiao pensó que se les permitiría recibir la inyección, porque recibió el mismo tipo de tratamiento durante el entrenamiento.

Pero Arum señaló que Top Rank hizo el papeleo incorrecto referente a la lesión, por lo que la Comisión de Nevada no autorizó la inyección.

Francisco Aguilar, jefe de la Comisión Atlética de Nevada, dijo que el equipo de Pacquiao no reveló la lesión sino hasta la noche del sábado, por lo que se rechazó el permiso para recibir la inyección y tener al médico personal del filipino en su esquina.

"No estábamos enterados de la lesión hasta hoy a las 6:30 p.m.", comentó Aguilar, responsable de la decisión. "Los medicamentos que estaba tomando fueron revelados en su cuestionario médico, pero no la lesión. Esta no es nuestra primera pelea. Esto es lo que hacemos y existe un proceso. Si intentas alterarlo, las cosas no te saldrán bien.

Ministro japonés Fumio Kishida visita a Fidel Castro en La Habana

El canciller japonés, Fumio Kishida durante una recepción organizada por la embajada de ese país en Cuba. EFE/Alejandro ErnestoLA HABANA.- El ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Fumio Kishida, visitó durante su estancia en La Habana al expresidente de Cuba Fidel Castro, reunión en la que conversaron sobre las relaciones entre los dos países, informaron hoy medios oficiales.

El encuentro de Fidel Castro y Fumio Kishida, primer ministro de Exteriores japonés que ha visitado la isla, tuvo lugar ayer, sábado, y "transcurrió en un clima amistoso", se indica en una escueta nota destacada en la portada del periódico "Juventud Rebelde".

Asimismo, Kishida se entrevistó con el presidente cubano, Raúl Castro, y ambos calificaron de "positiva" la evolución de las relaciones bilaterales, indicó el periódico.

Uno de los resultados de la visita de Kishida a la isla, es la asistencia financiera no reembolsable (no precisada hasta ahora) que prestará Japón a Cuba para apoyar el proceso de reformas económicas emprendidas por el gobierno cubano para "actualizar" su modelo socialista, según trascendió en el diálogo con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez.

El ministro japonés llegó a Cuba el jueves procedente de Estados Unidos y acompañado de una misión de más de 20 empresarios nipones de sectores como el financiero, automovilístico, de infraestructura, salud y turismo, cuyos representantes celebraron un foro con empresas cubanas para explorar posibilidades de negocio.

Cuba y Japón establecieron relaciones diplomáticas en 1929 y en 2014 ambos países celebraron el 400 aniversario de la llegada a Cuba del primer japonés, el samurai Hasekura Tsunenaga, con un amplio programa de actividades conmemorativas.